Miercoles 24/05/2017

Reseña Almuerzos con el Financial Times

ActualidadLibrosPortada

Reseña
Almuerzos con el Financial Times
52 entrevistas clásicas

 

Un restaurant en Taiwán o una pequeña oficina de una aerolínea de descuento, un rascacielos en Londres, un hotel en París, entre otros lugares. ¿El almuerzo? Desde un frugal té hasta una comida con abundante vino y un par de negroni, explosiva mezcla de gin con Campari, o una  comida envasada de aeropuerto con sabor a plástico.  Así, todas las semanas, un periodista del “Financial Times” entrevista a un personaje del mundo que ha sido relevante en el acontecer noticioso de la semana.

El formato es simple: un almuerzo donde el entrevistado prefiera, pagado por el “Financial Times”. Aperitivo, vino y bajativos incluido. De cierto modo, recuerda a un clásico local, los famosos “Almorzando en el 13”, se diferencia, eso si, en la relevancia mundial de sus invitados y en que, muy probablemente, la libertad del formato y del lugar, se presta para más confianza entre entrevistado y entrevistador, lo que sólo puede llevar a un mayor goce del lector.

Este año, por primera vez, se publica un libro con lo mejor de estas entrevistas. Se trata de un selección de cincuenta y dos entrevistas, clasificadas por temas: artes, negocios, comida, política, deporte y pensadores.

ft--621x414              Las entrevistas consideran a políticos como Fernando Cardoso, emprendedores de ayer y hoy, como Wozniak y Jeff Bezos y otros prácticamente desconocidos en Chile, como el magnate africano de las comunicaciones Mo Ibrahin. También a escritores de diversas nacionalidades como Yu Hua (el dentista convertido en escritor), Martin Amis, o músicos como  Ronnie Woods.

La entrevistas, más que simples preguntas y respuestas, son el relato de un diálogo entre dos personas; incluyen la descripción del ambiente, de las circunstancias, las apreciaciones y dudas de quien entrevista respecto a la veracidad de lo que escucha, o  las infidencias que un par de copas de vino pueden hacer soltar a un entrevistado.

Algunas entrevistas, como la del poeta Gavin Ewart, probablemente sean parte de la historia: a la mañana siguiente de dar la entrevista y haber llegado a su casa pasado de copas, su señora llamó al periodista del “Financial Times” para decirle: “ayer Gavin llegó mucho más feliz de lo que lo había visto en un largo tiempo, y – no se sienta mal por esto – falleció esta mañana” .

Otras entrevistas son lúdicas y entretenidas, como las de Dolce y Gabbana, antigua pareja de diseñadores, que confiesan que hoy es sólo negocios, sin sexo.

Algunos relatos nos recuerdan meteóricos ascensos, como el de una reservada Angela Merkel, entrevistada antes de ser electa canciller, cuando se consideraba que las probabilidades de una mujer -ex habitante de Alemania Oriental- de ser canciller de Alemania eran simplemente demasiado modestas.

Otras, en cambio, no retrotraen a las vueltas de la vida y sus también meteóricos descensos, como aquella entrevista a Saif Gaddafi,  hijo del dictador libio y que ahora enfrenta una posible condena a muerte por crímenes contra la humanidad durante el mandato de su padre. En la entrevista, relata su rol como director de la única organización filantrópica existente en Libia (financiada por el gobierno para mejorar la imagen de libia en  el extranjero) o su  papel como mediador en la crisis de Lockerbie para la entrega de los acusados del atentado al vuelo PanAm 103.

Se extraña, quizás, considerando que las entrevistas abarcan un periodo de veinte años y que más de alguna toca temas contingentes, un texto que pusiera la entrevista en su contexto histórico.

Más allá de eso, el libro se lee con facilidad y quien disfrute de la buena mesa, la buena conversación y los viajes, seguramente habrá encontrado también una buena lectura.

 

Lunch with the FT 52 classic interviews

Idioma inglés

Amazon: USS: 10 dólares.

El autor:

Juan Carlos Said Rojas es médico de la Universidad Católica. Con el fin de ampliar su visión de la realidad, decidió hacer la especialidad en Medicina Interna en la Universidad de Chile. Su doble militancia la lleva en la sangre: Es hijo de padre chileno y madre argentina. Gracias a esto ha podido siempre empaparse de más de una verdad. Minor en Filosofía y viajero empedernido, ha recorrido prácticamente todos los continentes (tiene una deuda con África), buscando entender como funciona el mundo. Lector empedernido de literatura fantástica, también conocida como "historia". Twitter: @juancarlossaid

Dejanos tu comentario