Miercoles 20/02/2019

No es un libro para pasarlo bien

LibrosPortadaRecomendaciones

Paula Peña nos ofrece su reseña al libro “Distancia del Rescate”, de la escritora argentina Samanta Schweblin.

No es un libro para pasarlo bien

mientrasleo.tumblr.com

Distancia de rescate cuenta la historia de Amanda y Carla, dos mujeres que arriendan casas contiguas en el campo para pasar el verano con sus respectivos hijos, Nina y David. Ambas comparten limonadas, cigarros y se cuentan la vida como cualquier veraneante lo haría en temporada de vacaciones. Hasta aquí todo puede parecer muy normal, pero como sucede con las buenas novelas, la trama está contada de tal manera que resulta inquietante, conmovedora y muy extraña.

La historia se cuenta a través del diálogo entre David y Amanda. Lo interesante es que mediante este diálogo ellos relatan lo que están viendo, a modo de narradores testigos, pero lo que están viendo es un episodio de sus propias vidas.  A través de la conversación entre ambos personajes, podemos acceder a ciertos datos que van deformando la normalidad planteada en un inicio. Nos enteramos de intoxicaciones que ocurren en el campo, de descuidos maternos que traen consecuencias letales, de niños a punto de morir, de transmigraciones de almas y una serie de situaciones de este tipo.

Estas situaciones que rayan en lo escalofriante, comienzan a incomodar al lector y a hacerle pensar que quizás sería bueno dejar de leer. Sí, porque esta es una novela incómoda, que da miedo, que angustia y estremece. No es un libro para pasarlo bien, digamos. Pero la verdad es que uno sigue leyendo igual. Y sigue porque la estructura está pensada para que el lector se involucre y siga a pesar de las incomodidades.

Es una historia llena de suspenso y que avanza de forma imparable. Esto se ve en los diálogos entre Amanda y David en que ambos parecen estar apurados por contar ya que a través de esa narración descubrirán algo importante: “Pero voy a morirme en pocas horas, va a pasar eso, ¿no?”,  le pregunta Amanda a David, su interlocutor, quien es responsable de guiar su relato, insistiéndole en que siga narrando sin detenerse en los detalles irrelevantes. “Nada de esto es importante. Estamos perdiendo el tiempo”, insiste David como apurando a Amanda para que cuente todo y lo haga rápido ya que la muerte parece rondar y amenaza con dejar inconcluso el relato. Esta urgencia de los personajes por seguir el hilo de la historia se transmite al lector.

A lo largo de la novela, David seguirá insistiéndole a Amanda en que avance en la narración ya que él necesita encontrar el punto exacto como lo llama. Como lectores, no sabemos bien qué es este punto exacto, pero queda la sensación de que es un momento en que el precario equilibrio de la vida se quiebra, desencadenando tragedias personales y familiares, como la intoxicaciones, por ejemplo, que son recurrentes en esta historia.

A su vez, Amanda hablará a lo largo de la novela de la distancia de rescate, que es aquella distancia que debe haber entre ella y su hija para poder alcanzar a rescatarla en caso de que algún peligro aceche a la pequeña Nina. Esa distancia es como un hilo invisible entre Amanda y Nina, un hilo que le permite a la madre mantener el control y evitarle peligros a su hija. Ambas ideas parecen estar ligadas y crear un sentido en la novela. La distancia de rescate parece ser la intención de evitar ese punto exacto en que un desastre doméstico nos quiebra la calma. Esta idea de la fragilidad de la vida y la inminencia de la catástrofe, cruza toda la novela y es la herramienta de la que se vale Schweblin para crear ambientes y personajes.

Distancia de rescate es un excelente novela corta, nouvelle, como le llaman algunos, que se lee rápido y sin interrupciones, pues crea una atmósfera sumamente envolvente, atmósfera a través de la que es posible abordar temas profundos que, aunque a ratos incomodan, atrapan al lector hasta el final.

 ***

Samantha Schweblin - www.losinrocks.com

Ficha del libro

  • Título: Distancia de rescate
  • Autor: Samanta Schweblin
  • Editorial: Random House Mondadori
  • Año: 2014

El autor:

Paula Peña | Licenciada en Lengua y Literatura. Me gustan los libros y el té.

Dejanos tu comentario