La historia de mis dientes, de Valeria Luiselli (reseña)

LibrosPortadaRecomendaciones

Valeria Luiselli es una escritora mexicana contemporánea cuyo tono y estilo merecen ser leídos, difundidos, comentados de boca en boca. Guillermo García leyó La historia de mis dientes, su último libro, y escribió esta reseña que hoy compartimos en Terminal.  

La historia de mis dientes, de Valeria Luiselli

Demente es el hombre que está siempre apretando 
los dientes contra ese bloque de granito, 
sólido e inmutable, del pasado

www.sinembargo.mx

Gustavo Sánchez Sánchez, el “Carretera”, es el protagonista y la voz de La historia de mis dientes, última novela de Valeria Luiselli, joven escritora mexicana quien tras su exitoso debut el año 2010 con el precioso libro de ensayos “Papeles Falsos”, nos entregó, primero, “Los ingrávidos” y, ahora, este libro que merece ser leído, y más que leído, ovacionado.

El “Carretera” es el mejor cantador de subastas del mundo, puede imitar a Janis Joplin después de dos tragos, parar huevos sobre mesas como lo hacía Colón, contar hasta ocho en japonés y nadar a lo muertito. Él, como se lee, es un hombre de convicciones (“De mi tío Venustiano heredé precisamente el carisma y también una corbata elegante, que es lo único que se necesita en esta vida para volverse un hombre de pedigrí”, “Tengo una capacidad inigualable para la resignación. Así somos los hombres católicos”), y estas páginas, son la historia de sus dientes: una historia que comenzará con un trabajo en puesto de periódicos a los 8 años, continuará como guardia privado en una fábrica de jugos y, terminará, como ya saben, en el mejor cantador de subastas del mundo, pasando, por supuesto, mucha agua bajo el puente – siendo una importante parte de ese caudal la figura de Ratzinger, el hijo del Carretera.

La historia de mis dientes es una locura genial: un relato imposible –de un personaje imposible– con la convicción de la realidad y un humor negro (“Papá ya no tiene dientes. Ni uñas, ni cara: lo cremaron hace dos años y por petición suya fuimos mamá y yo a depositar las cenizas a la bahía de Acapulco”) que no cesa de aparecer a lo largo de una trama llena de referencias a la cultura pop (“La técnica es producto de mi genio, por supuesto, pero me inspiraron los sermones diarios de nuestro gran maestro subastador y cantante de country Leroy Van Dyke”) e infinitos y entretenidísimos cameos literarios (“El maestro de origen japonés, se hacía llamar Señor Oklahoma, poque ahí había estudiado para subastador, en Oklahoma, USA. Su nombre verdadero era  Kenta Yushimito, y su nombre occidental, Carlos Yushimito.” “Mucha gente aquí ha oído hablar del ex conductor de ruta 100, Álvaro Enrigue Soler, que hace algunos años intentó alevosamente atropellar a una anciana paralítica en Avenida Revolución.”)

Valeria Luiselli no es una sorpresa, pero La historia de mis dientes, sí; una sorpresa de cabo a rabo que se lee como se leen las vidas ajenas: sonriendo a veces, cerrando los ojos otras, con genuino y culpable interés, las más.

Valeria Luiselli - www.gatopardo.com

 

 

El autor:

Guillermo García Moscoso (Santiago, 1985). Ha participado, con relativo éxito, de programas radiales en Putre, Huasco y Futaleufú.

Dejanos tu comentario