Susan Sontag. La entrevista completa de Rolling Stone, de Jonathan Cott

LibrosPortadaRecomendaciones

Gonzalo Ortega reseña este nuevo libro que refleja el pensamiento de Susan Sontag, recientemente publicado por Ediciones UDP.

Susan Sontag. La entrevista completa de Rolling Stone, de Jonathan Cott

www.ediciones.udp.cl

En el prólogo, Jonathan Cott describe el proceso de entrevistar a Susan Sontag y su posterior publicación, en 1979, con solo un tercio de su extensión original. Debieron pasar 35 años para exponerla en su totalidad y complejidad, con respuestas que reflejan el poder extensivo de su pensamiento, siempre infatigable, y que le dan valor a esta nueva edición.

La forma de abarcar y responder, muestra a un cerebro que necesita de frases largas, que escarba, explora, entrecruza temas libremente para evidenciar cómo ha funcionado Sontag en su vida. El segundo cáncer, así, se transforma en un eje, donde expone el resultado de vivir en torno a este; “La Enfermedad y sus metáforas” se transforma en el catalizador de sus preocupaciones.

Sontag, también, va descubriendo cómo sus novelas y ensayos se mezclan, para resaltar esa línea invisible que separa la imaginación de lo recordado. Su pensamiento como una radiografía. Nunca estar quieta parece gritar el libro, sintiéndose incomoda cuando llega a respuestas, porque para Sontag todo parece estar, en vez de ser. Todo se debe mover: la cultura, desplazando las estructuras de las personas, la cultura, como el corte que hace ver a todos distintos y crea perspectivas. Las construcciones sociales versus la naturaleza, una aplastando a la otra.

www.novostiliteratur.ru

A Sontag, le dan a elegir el adjetivo que define su escritura. Su elección recae en la palabra escueta, que hace recordar el ensayo “La prosa de una poeta”, en donde comprime y manifiesta la diferencia entre una Rusia de prosistas y poetas, mostrando de lo que trata una, diciendo lo que no es la otra, con esa forma trozada  que otorga lo escueto, dibujando paradigmas, enfrentando y emitiendo juicios, configurando totalidades por medios de pasos seguros: las palabras como movimientos estudiados y perfeccionados tallando los movimientos culturales.

La experiencia de Sontag, sus viajes, su conciencia social, enlaza su mundo interno con el externo (“Yo no soy el mundo, el mundo no es idéntico a mí, pero yo estoy en él, y le presto atención. Eso es lo que hacen los escritores: prestar atención al mundo. Porque estoy muy en contra de la idea solipsista de que uno lo encuentra todo en su propia cabeza”). Desfilan las categorías universales: el amor, la muerte, la infancia y la adultez vista como recipientes que trasvasijan la misma esencia, al contrario de la dualidad en conflicto que se ve en la sociedad: “La polarización joven/viejo y la polarización masculino/femenino son quizá los dos estereotipos principales que limitan a la gente”. Y agrega con tristeza: “los viejos se sienten terriblemente inferiores. Están avergonzados de ser viejos”.

En resumen, alguien que se quiere tragar el mundo para devolver una imagen que siempre va transmutando, como esa frase que cierra el libro: “Pero para mí lo peor sería sentir que estoy de acuerdo con las cosas que ya dije o escribí. Eso me pondría incómoda. Porque querría decir que he dejado de pensar”.

 

El autor:

Dejanos tu comentario