La importancia de la literatura infantil

Fomento lectorPortada

La literatura infantil y juvenil (LIJ), fuente de primeros sueños para los niños, es también una máquina del tiempo perfecta para adultos con ganas de mirar el mundo con los ojos de la infancia. Nora Kúsulas destaca aquí varias aristas de la literatura infantil.

La importancia de la literatura infantil

www.100libros.com

Explicar la importancia de los cuentos y en especial de la literatura infantil no es cosa de niños, es más bien un tema que debe ser tratado por adultos, pero adultos con alma de niños. Aquellos adultos que recuerdan su infancia o que quisieran hacerlo. Querer revivir algún momento, alguna situación, traer al presente su pasado para sentirse libres, sin trabas, para que sus problemas sean lo que eran cuando era un pequeño y no lo que en verdad son ahora. La literatura es un aspecto tan importante en la vida de cualquier ser humano, ya sea por exceso o por carencia, que marca vidas, nutre o desnutre corazones, teniendo el potencial de hacer de un niño un ser humano integro, feliz y lleno de emociones.

La literatura infantil es efímera, muchos al crecer se olvidan de ella y la vuelven a tener entre sus manos cuando nace un hijo, un sobrino o un nieto. Es entonces cuando recuerdan que existe, que fue significativa para ellos y que si, porqué no, puede leerse a cualquier edad.

“Había una vez una niña, como cualquier otra niña; tenía la cabeza llena de curiosidades por todas las maravillas del mundo, llena de imaginación sobre las estrellas, llena de asombro por el mar. Le fascinaba encontrar cosas nuevas…hasta el día que encontró un sillón vacío. Entonces se sintió insegura y pensó que debía poner su corazón a salvo. Al menos por un tiempo. Así que lo metió en una botella y se la colgó del cuello. Con esto las cosas parecieron mejorar, al principio”[1]

www.leechilelee.cl

Es tan significativa y tan emotiva que puede ayudar en situaciones difíciles, en situaciones reales y hasta deja volar la imaginación. Es real, es cruel y es tan sincera. Es por todo lo anterior que la literatura infantil abre puertas, abre caminos o si no abre una pequeña ventana que logra iluminar toda una habitación, toda una vida.

“Todos los días el ‘guarén’ se acuesta u rato con los ojos cerrados a la orilla del zanjón de la aguada, le gusta escuchar el graznido de las gaviotas e imaginar que está en la playa… A los 16 tuvo que dejar su casa tan solo con lo puesto. Su padre siempre ha sido demasiado religioso como para permitirse ser abuelo… Lleva cinco años vendiendo rosas a los autos que pasan por la estación Mapocho, pero a ella nunca le han regalado una.”[2]

Celicia Beauchat en su libro Narración oral y niños , señala que la literatura juega una papel significativo en el desarrollo del lenguaje, ya que los niños que escuchan diferentes narraciones de cuentos desde temprana edad desarrollan un vocabulario más amplio y un manejo de la sintaxis oral más avanzado. También los auditores, en este caso los niños, se van enfrentando a palabras conocidas en contextos desconocidos y amplían su léxico con nuevas palabras y van imaginando lo que el narrador va leyendo. Es así como se puede señalar que la literatura infantil también desarrolla la imaginación, un aspecto tan presente en los más pequeños y sobretodo en l temprana edad, donde están esperando ver cómo es todo y deben encontrar una respuesta en sus mentes.

Como lo señalan también algunas investigaciones,[3] la literatura prepara para la escritura, acercando al niño a los cuentos, a sus ilustraciones y también a su grafía, intentando adivinar qué dice aquí o qué dice acá. Por esto mismo fomenta el gusto por leer y al mismo tiempo por los libros. Es una de las mejores formas de entusiasmar a un niño para que aprenda a leer y fomentar en él una actitud positiva frente a la lectura.

www.compratelofacil.com

La lectura y narración de cuentos infantiles desarrolla el pensamiento de manera significativa, pudiendo desarrollar valiosas conductas de ésta, tales como la capacidad de predecir, anticipar, analizar, hipotetizar y sintetizar, entre otras. Desarrolla también habilidades de pensamiento analítico y creativo, construyendo significado de manera permanente  acerca de lo que conoce y de lo que no.

“A Enrique le encantaban los libros. Pero no como a ti y a mí. No. Para nada… a él le gustaba comérselos.”[4]

Es importante de mencionar que la literatura infantil desarrolla conductas sociales y afectivas importantes, que a través de algunos cuentos los niños van modificando su percepción de otras personas, van comprendiendo mejor diversas situaciones y acciones. Por lo mismo y tal como señala Marian Whitehead (2004) que si la literatura desarrolla ciertas habilidades blandas desde temprana edad, desarrolla también el placer y la recreación, que son elementos necesarios y protagónicos al momento de hablar de literatura infantil.

http://bibliotucci.blogspot.com

Finalmente, solo queda mencionar que sin literatura infantil sería más complejo ampliar el pensamiento de los niños de manera significativa y directa, fomentar el gusto por la literatura desde un elemento tan básico como un libro, que al mismo tiempo puede expandir el vocabulario de un niño y aumentar su capacidad de imaginación Atraer a la lectura para entender lo que un cuento quiere decir más allá de las ilustraciones, con ese deseo de entender, de desarrollar conductas sociales y afectivas, para ser más adelante una persona que conoce, que se culturiza, que crece y que por supuesto, continua leyendo.

“Había una vez una sensata línea recta perdidamente enamorada de un punto.

–          Tu eres el principio y el fin, el eje, el núcleo y la quintaesencia –le decía con ternura, pero el frívolo punto no estaba ni un poquito interesado, pues solo tenía ojos para una línea curva, alegre y desparpajada, y con la cabeza hueca.”[5]



[1] Jeffers, O. (2010). El corazón y la botella. Fondo de Cultura Económica. México

[2] Mostrenco. (s.f). Hay un niño en la calle. Libros Buen Día.

[3] Gerbracht, 1994; Collins y Cooper, 1997

[4] Jeffers, O. (2008). El increíble niño come libros. Fondo De Cultura Económica. México

[5] Juster, N. (2008). La recta y el punto. Fondo De Cultura Económica. México

El autor:

Nora Kúsulas | Griega de nacimiento, y por qué no decirlo. Nací en un hermoso y pequeño pueblo costero con aires y brisa marina matutina, con gaviotas y muchos olivos. Estudié Educación de Párvulos en la Universidad de Los Andes, donde aprendí que la gente podía vivir en una burbuja (si así lo desea), u otros tantos que nos arrancamos de ese mundo y llegamos a éste, al de la literatura, “al desorden”, a la belleza de la vida y a vivir con una sonrisa que contagia gente de manera constante y muy frecuente. Agradecida de la vida y de ser una mujer apasionada por la literatura, el gran motor de cambio de todo ser humano.

Dejanos tu comentario