La cotidianidad del fútbol plasmada en la literatura

ColumnasPortadaReportajes

Por Giordano Gamboni.

Comenzamos a vivir un nuevo Mundial de Fútbol Sub 20. Y digo a vivir porque muchos vibramos como si fuéramos parte de los 22 jugadores en cancha, sobre todo, si Chile está participando. La vinculación con el fútbol no solo está en verlo por TV, sino que también está cuando vamos a la cancha o cuando jugamos con los amigos el fin de semana.

Sin embargo, el fin de este texto es hablar sobre cómo se ha vinculado el fútbol con la literatura, en donde señalaré algunos libros que han desarrollado la temática del fútbol como eje central y

ColoColo 1973: El equipo que retrasó el golpe. Chomsky
ColoColo 1973: El equipo que retrasó el golpe. Chomsky

que considero lectura obligada. Probablemente, se me quedarán algunos libros en el tintero, por esto es importante que ustedes aporten más títulos sobre este deporte.

Hay tres categorías de libros que abordan el fútbol dentro su temática: académicos, literaturios y periodísticos.

En términos más académicos debo mencionar a Pablo Alabarces, sociólogo de profesión, quien trabajó en CLACSO en el grupo de trabajo “Deporte y Sociedad” y fue uno de los impulsores de una especie de sociología del fútbol en América Latina. En esta, se ha trabajado en una perspectiva mucha más amplia de lo que es el fútbol; se analiza como un elemento conformador de identidades, que tiene implicancias socioculturales mucho más allá que un mero deporte, construyendo realidades y conformando comunidades. Libros como Cuestión de pelotas. Fútbol, deporte, sociedad, cultura, Futbologías. Fútbol, identidad y violencia en América Latina o Hinchadas nos dan una perspectiva de esta sociología en torno al fútbol como objeto de estudio.

En lo que respecta a literatura me gustaría señalar a cuatro autores: los uruguayos Eduardo Galeano y Mario Benedetti, el argentino Eduardo Sacheri y el chileno Hernán Rivera Letelier.

En el caso de Eduardo Galeano tenemos los libros Su majestad el fútbol y El fútbol a sol y a sombra, textos en donde se rescata la alegría del fútbol, donde se le da un alma, refleja que puede desarrollar en cualquier parte donde la sencillez se conjuga con los lujos que se pueden hacer con una pelota de fútbol.

Mario Benedetti escribe dos cuentos dedicados al fútbol -Puntero Izquierdo y El Césped- que se internan en la psicología del futbolista y van más allá del hombre con talento para ese deporte, sino que relata sus sentimientos, sus pasiones, sus tristezas, la desolación y el fracaso. Esto último se refleja sobre todo en el cuento El Césped, en donde la historia desemboca en el suicidio de Martín, uno de los personajes de la Historia.

Portada de Esperándolo a Tito y otros cuentos de fútbol
Portada de Esperándolo a Tito y otros cuentos de fútbol

Eduardo Sacheri es un apasionado del fútbol, y es difícil nombrar solo un libro de él, porque en todos habla en algún momento de fútbol. Agarra el fútbol en la cotidianidad de la vida y lo representa en la gente común y corriente, en cómo se relaciona con las familias, con los sentimientos, mostrando que la cultura popular construye y le da el significado al fútbol, lo que hace que el fútbol se haga parte de la vida del individuo, como lo refleja en sus obras como Esperándolo a Tito y otros cuentos de fútbol, Te conozco Mendizábal y otros cuentos, Lo raro empezó después: Cuentos de fútbol y otros relatos, La pregunta de sus ojos, Aráoz y la verdad y Papeles al viento.

Hernán Rivera Letelier, fiel a sus novelas ambientadas en la pampa salitrera chilena, es el telón para el desarrollo de su libro El fantasista, título que denota la característica primordial del personaje principal, Expedito González, un mago con el balón que llegaría a salvar a Coya Sur para su esperado partido contra María Elena, la historia se desarrolla al son del esfuerzo, el coraje y, sobre todo. el amor, en donde nuevamente retoma el imaginario del vivir en la pampa.

Esto sería en términos de literatura.

Los libros periodísticos que se han realizado en Chile, como 1962, el mito del mundial chileno, de Daniel Matamala, vale la pena leer para conocer otra perspectiva respecto a ese mundial tan atípico.

Luis Urrutia O´Nell, más conocido como Chomsky, junto a Juan Cristóbal Guarello en Historias secretas del fútbol chileno I y II, muestran pasajes del fútbol chileno muchas veces ignorados y que dan entender el desarrollo de fútbol chileno a lo largo del tiempo, desde un punto de vista crítico e incisivo. Chomsky además escribió un libro titulado ColoColo 1973: El equipo que retrasó el golpe, donde relaciona la campaña de ColoColo en la Copa libertadores de 1973 donde fue salió derrotado en la final de desempate contra Independiente haciendo relación  con las implicancias que tuvo esa campaña con el aplazamiento del golpe militar que igual sucedió el 11 de Septiembre del mismo año.

Por último tenemos las obras de Francisco “Pancho” Mouat,  con sus libros: Diccionario ilustrado del fútbol chileno, con Patricio Hidalgo, Cosas del Fútbol y Nuevas cosas del fútbol. Logra  acercar el vocabulario del fútbol y las jugadas que se dan en un campo de juego no solo a seguidores del fútbol, sino al público en general.

Para ir finalizando con esta recomendación de textos inspirados en el fútbol, me gustaría cerrar con una frase para quienes miran al fútbol con desdén, sin realmente ver más allá de la mentalidad televisiva que se tiene respecto al fútbol: “Hay quienes sostienen que el fútbol no tiene nada que ver con la vida del hombre, con sus cosas más esenciales. Desconozco cuánto sabe esa gente de la vida. Pero de algo estoy seguro: no saben nada de fútbol” (Eduardo Sacheri, en Esperándolo a Tito y otros cuentos de fútbol)

El autor:

Giordano Gamboni | Egresé de Licenciatura en Historia en la Universidad de Chile. Actualmente, estudio en la Universidad Católica en programa de formación pedagógica. Mi tiempo libre lo dedico a ver harto fútbol. Me gustan los deportes,salir a correr, escuchar música, sobre todo rock argentino, y salir una que otra vez a tomarme unos tragos con amigos.

Dejanos tu comentario