Honoré de Balzac y la naturaleza humana concentrada

PortadaRecordamos a

El 20 de mayo de 1799, en Tours, Francia, nació el escritor Honoré de Balzac, reconocido como uno de los fundadores de la novela moderna, agudo observador de su sociedad y costumbres. Hoy lo recordamos con reseña de Constanza Iglesias. 

Honoré de Balzac y la naturaleza humana concentrada

Fotografía: www.philatelia.net

Algunos escritores dedican sus palabras a la belleza, otros al amor, pero Honoré de Balzac las enfunda para desenmascarar las oscuras fuerzas sociales que determinan a las personas. ¿Por qué a algunos les toca triunfar en la vida y a otros solo fracasar?

Y es que, desde sus inicios, la historia del escritor francés es una lucha por escalar socialmente. Fue su padre agricultor quien decidió ir a la conquista de París, cambiándose el apellido Balssa al aristocrático “de Balzac” para luego contraer matrimonio con la hija menor (18 años) de su millonario jefe. De esta relación, nace el 20 de mayo de 1799, en Tours, Honoré de Balzac.

A diferencia de su padre, para Honoré el deseo de prestigio y dinero no fueron tan fáciles de conseguir. Dicen que se cayó en plena pista en su primer baile y que sus habilidades sociales eran bastante precarias debido a su gordura, su solitaria infancia (fue criado por una nodriza lejos de sus padres) y una desganada adolescencia en un internado en el que sufrió castigos físicos. A esto se le suma su fascinación por mantener relaciones con mujeres adineradas y mayores que él. Dicen también que luego de intentar suicidarse, Balzac fue obligado a estudiar derecho en La Sorbonne y ser aprendiz en una notaria en donde sus compañeros lo apodaron “el elefante”.

Hastiado, Honoré de Balzac se enfrenta a su familia para dedicarse definitivamente a la literatura. Escribirá por encargo firmando bajo diversos pseudónimos. De esta orgía literaria de bajísima calidad consigue enormes ganancias que le permiten vivir lujosamente. Sin embargo, el triunfo social se vuelve resbaladizo tras sus extravagantes proyectos: fue impresor, dueño de una fundición tipográfica, un periódico y hasta de una falsa mina de oro romana. Para salir de sus deudas tuvo que recurrir a lo único que sabía hacer: escribir. El resultado fue un centenar de obras y más de mil personajes.

Será así que comienza a firmar con su nombre verdadero, mientras su libro “La piel de Zapa” consigue ser elogiada por escritores consagrados, como Victor Hugo y el viejo Goethe. En 1832, atormentado por sus deudas, decide proponer a su editor una serie de 137 novelas interrelacionadas que retraten la sociedad francesa de sus época. De la forma en que lo hacen los naturalistas, Balzac establecerá un paralelo entre las especies sociales y las especies zoológicas, haciendo un verdadero muestrario del comportamiento humano. A esta gran obra, le llamará “La Comedia Humana”  y la dividirá en tres categorías: “estudios de costumbres”, “estudios filosóficos” y “estudios analíticos”.

Fotografía: www.mimolibros.com

El nombre de la obra es un guiño al libro la “Divina Comedia” del italiano Dante Alighieri. Si en éste se revela cómo es el infierno, el purgatorio y el paraíso, en “La Comedia Humana” se desenmascara los vicios y virtudes del hombre en la tierra. Sus personajes se repetirán de novela en novela y se podrán leer por separado o siguiendo la historia de los personajes en cada nuevo título.

La gran tarea –considerado uno de los mayores proyectos narrativos de la historia de la literatura- tuvo a Balzac escribiendo todas las noches 15 horas, en completo aislamiento, tomando litros de café y revisando sus notas con los más diversos datos sobre economía, modales o habladurías. Si hoy en día se reconoce a Balzac  como uno de los fundadores de la novela moderna es porque construye sus novelas desde los detalles y considera a sus personajes inseparables del estrato social en el que viven. En sus novelas las clases sociales se enfrentan con la misma fuerza en que se presentan temas como la ambición, el poder o la sexualidad. No es casualidad que este agudo novelista haya sido leído ávidamente por Karl Marx y Friedrich Engels, quienes veían cómo en su narrativa tomaban vida las teorías que formulaban.

Por supuesto, la gran tarea de “La Comedia Humana” debilitó la salud de Balzac, quien además sufriría penas de amor gracias a los tratos de la condesa polaca, Ewelina Hanska, quien durante quince años le escribirá cartas de amor en una especie de entretenimiento burgués en el que le exigía a Balzac responder en crípticos anuncios en diarios de la época.  Firmando como “La extranjera”, le prometería a Balzac matrimonio luego de la muerte de su esposo. Entre encuentros furtivos en Suiza, pasados nueve años de la muerte del barón Hanska y sabiendo que Balzac se encuentra enfermizo y extenuado con la magna tarea que se ha propuesto, Ewelina acepta casarse con Balzac el 14 de mayo de 1850. En agosto de ese año, Honoré de Balzac morirá, según el mito, por cansancio de tanto escribir. Serán 85 novelas las que alcanzará a terminar, dejando un verdadero museo de comportamientos humanos.

Fotografía: www.lomejordemiciudad.com

Obras más famosas:

“Ilusiones perdidas”

“La piel de zapa”

“Eugene Grandet”

“Papa Goriot”

“Luis Lambert”

“Esplendor y miseria de las cortesanas”

“El lirio en el valle”

El autor:

Constanza Iglesias. 32 años, periodista, ex redactora radial.

Dejanos tu comentario