Un hit de todos los tiempos: Romeo y Julieta

LibrosPortadaRecomendacionesRecordamos a

La historia más trágica e inspiradora de todos los tiempos fue publicada el 29 de enero de 1597, bajo el nombre The Most Excellet and Lamentable Tragedie of Romeo and Juliet. Su autor, William Shakespeare, para escribir esta obra, se inspiró en un cuento italiano de Mateo Bandello, The Tragical History of Romeus and Juliet (1562). La gracia de Shakespeare fue condimentar esta historia creando nuevos personajes secundarios, los cuales aportaron a la trama principal haciendo de la obra una trágica comedia de equivocaciones.

Frank Dicksee (1884)

Se ha dicho mucho sobre el argumento y los reales temas tocados por William: que el ser humano no es ni bueno ni malo; del destino y azar;  del amor joven condenado al fracaso; del amor, el sexo y la muerte; el justo castigo de dos familias enfrentadas; la luz y la sombra como una metáfora del amor y el odio. Y la verdad es que cuando William pensó en esta historia pensó en todo.

Sin duda debe ser una trama archiconocida por muchos, pero, aún así, la vamos a recordar porque además de estar de aniversario, con Romeo y Julieta, don William nos demostró que el amor como tragedia es un hit.

Una disputa callejera entre Montescos y Capuletos muestra el odio parido de ambas familias. La pelea culmina cuando el príncipe de Verona declara un acuerdo de paz que en caso de ser violado deberá ser pagado con la muerte. Mientras, en la casa de los Capuleto, el padre de Julieta arregla el matrimonio de su hija con Paris, en un plazo de 2 años, tiempo en que Julieta tendría 15 años. Tal acuerdo se celebraría con un baile.

El impulsivo Romeo, hijo de Montesco, está enamorado de Rosalina, sobrina de los Capuleto. Intrépidamente, decide ir al baile de sus enemigos para encontrarla, pero lo que ve es a la joven Julieta. Se enamora perdidamente de ella: “Sabía yo lo ¿qué es amor? Ojos jurad que no. Porque nunca había visto una belleza así”.

Termina el baile y Romeo se infiltra en el patio de los Capuleto, es aquí en donde se produce la famosa escena del balcón, Julieta admite su amor por Romeo a pesar de la hostilidad entre las familias “Mi único amor sólo surge de mi único odio”.

Balcón en Verona

Tras nuevos encuentros, los jóvenes deciden casarse, bajo la complicidad de Fray Lorenzo (quien espera reconciliar a las familias tras la unión de sus hijos).

Ofendido por la intromisión de Romeo en el baile familiar, Teobaldo, primo de Julieta, reta al joven a duelo. Éste evade el combate, pero lo acepta Mercucio, su amigo, quien resulta muerto. Romeo tras esto asesina a Teobaldo y es exiliado.

Julieta entristece, y su padre decide ofrecerla en matrimonio a Paris, Julieta desafía el orden patriarcal negándose, aunque al final acepta con la condición de postergar la boda.

Mientras, Romeo secretamente visita a Julieta, y ambos finalmente consuman su amor “la despedida es tan dulce pena que diré buenas noches hasta que amanezca”.

Ambos jóvenes necesitaban un plan, Julieta visita a Fray Lorenzo y éste le ofrece una droga la cual la induciría en un coma por dos días. Una vez que la joven acepta llevar a cabo el plan, el fraile le promete enviar un mensaje a Romeo. La noche anterior a la boda Julieta ingiere la droga, sus familiares la creen muerta. Todo bien, pero Shakespeare para crear un hit, nos trae las equivocaciones, el mensaje nunca llega a Romeo, pero sí el anuncio de su amada muerta. Compra el veneno más letal y decide morir al lado de su amada “la vida es mi tortura y la muerte será mi descanso”.

En el lecho de muerte se encuentra Paris llorando a Julieta, se enfrenta con Romeo, Romeo lo mata y se mata tomando el veneno. Y aquí sucede lo realmente trágico: el amor verdadero y el amor impuesto de Julieta, muertos. Julieta, finalmente, se atraviesa en el pecho la daga de Romeo “¡Oh, feliz daga! Este es tu filo. Corróeme entonces, y déjame morir”.

Las familias terminan su rivalidad.

La trama de la obra de Shakespeare se desarrolla entre cuatro y seis días, esta es la mejor manera de que Romeo y Julieta venzan al tiempo a través de la muerte; los amantes se hacen inmortales.

 Bien pensado.

Quizás algunos creen que si bien el amor no termina con la muerte en la mayoría de los casos, es bien difícil transitarlo, vamos entonces a reconocer que esta historia es una metáfora de lo pelúo del amor. Otros dirán que Romeo y Julieta no representan más que la fase del enamoramiento, esa que dura entre 1 semana y 3 meses, en donde pierdes la cabeza y, claro, te tomarías una botellita de algo. Y los más atrevidos leerían entre líneas cada cita recogida en este artículo (sobre todo la de la daga) y levantarían la tesis de que ésta es una historia fuertemente erótica, en donde el odio provoca pasión y lo difícil y lo prohibido es hot, estando al frente de la obra precursora, de los culebrones, las películas románticas, las porno encubiertas de Corín Tellado y quizás hasta de las 50 sombras de Grey.

Romeo+Julieta (1996) por Baz Luhrmann

Como dijo Calamaro, “de qué hablamos cuando hablamos de amor, le dijo Romeo a Julieta en el balcón”. Así parece ser la obra recordada de hoy.

Romeo y Julieta ha sido adaptada en numerosas ocasiones al cine, musicales, ópera, ballet y televisión. También ha inspirado obras de arte. La historia es parte de la cultura pop, así es como “un Romeo” es un amante masculino, la obra es la inspiración para el conocido concepto anglo Star- Crossed Lovers (amor prohibido, un par enamorados con estrellas opuestas) y, sin duda, los Montesco y los Capuleto son sinónimo de rencillas entre ricos y pobres, enemigos políticos, pandillas y mafia,  hinchas de la U y del Colo, manjar de tanto argumento televisivo y del cine.

Nunca ha habido una historia más trágica que ésta- la de Romeo y Julieta.

(*) Se recomienda escuchar Fever de Peggy Lee y el jazz Star Crossed Lovers de Duke Elligton. Ambas canciones inspiradas en Romeo y Julieta.

El autor:

Publicista. Hija mayor, gatuna, sibarita y asmática. Escribiendo aquí a la fuerza.

Dejanos tu comentario