Madres de película (s)

CinePortada

El maravilloso mundo del cine nos ha regalado suficientes ejemplos de madres. Abnegadas, imposibles, o francamente locas, las hay para todos los gustos. Éste no pretende ser, ni con mucho, un recuento exhaustivo; tampoco pretende dar muestras de madres ejemplares o sacadas solamente de las joyas máximas del séptimo arte. Es un ramo algo desordenado, con flores de distintas especies: desde películas cine arte o con varios galardones bajo el brazo, hasta películas francamente desechables e incluso (mejor) olvidadas y olvidables; éstas son mis madres de película.

Diane Keaton en Because I Said So. fuente: imdb.com

Una madre magistral: Cartas desde Paris (2003). Parto con la guinda de la torta. Una historia impresionante de tres mujeres en Georgia: dos hijas que intentan convencer a la madre (y abuela, respectivamente) de las peripecias de uno de sus hijos en Paris (hijo que ha muerto trágicamente pero que ellas no se sienten en condiciones de contarle). La actuación de todas es magistral y la historia termina por relatar lo que probablemente todos ya sabemos, que a una madre no le vienen nunca con cuentos.

Una (torpemente) adorable: Because I said so/ Porque yo lo digo (2007). Una película absolutamente desechable y que no se la voy a recomendar aquí (por mucho que sea uno de mis placeres culpables absolutos); cuenta la historia de Diane Keaton y sus tres hijas. Keaton hace de una viuda, “madre helicóptero”, que está todo el tiempo vigilando las decisiones e indecisiones de sus muchachas, a veces con resultados bastante risibles. Su obsesión llega a tanto que decide poner un anuncio en internet en un sitio de citas, pero no para conseguirse una para ella…sino para emparejar a la menor de sus hijas (interpretada por una también adorable Mandy Moore que hoy reniega furiosamente de este filme).

Una del terror : The Fighter (2010) Melissa Leo se ganó el Oscar por su interpretación de una madre obsesiva y francamente tóxica, parásito de la carrera de boxeador de su hijo (interpretado por un Christian Bale que también obtuvo el Oscar ese año). Porque a veces las madres también se equivocan (empezando por sus peinados).

Una infinitamente frágil: My Life without me/ Mi Vida sin mí (2003) de la talentosísima directora Isabel Coixet; por favor-por favor vaya a ver todo lo dirigido por ella, partiendo por La Vida Secreta de las Palabras cuenta la historia de una joven madre (Sarah Polley) de dos niñas que recibe la noticia de su inminente y próxima muerte producto de una enfermedad. La madre se encarga de organizar el futuro de su familia y de vivir sus últimos momentos de una manera a la vez terrible y conmovedora.

Una para volver a ver siempre: Waitress (2007).  Ésta sí se la voy a recomendar porque es una película que pasó bastante desapercibida (tal vez porque, en Chile, la tradujeron como “Receta de Amor”, lo que no le hace ningún favor) y que, sin embargo, es bastante notable. Trata de Jenna (nuestra querida Keri Russell de Felicity), una mesera en un diner, cuya vida se ve complicada (y abierta a todo tipo de posibilidades) una vez que recibe la noticia de su embarazo. La protagonista va interpretando el mundo que la rodea según unas particulares recetas de pasteles o tartas, nada de dulces la verdad, mientras le escribe cartas (también bastante especiales) a la hija que está por nacer.

Y, por último, una madre (fuera) de serie: Gilmore Girls. Lorelai Gilmore (interpretada por Lauren Graham) es mi madre de ficción favorita de todos los tiempos: adicta al café y la cultura pop, hablando a la velocidad de la luz y dando los mejores/peores consejos de la vida a su hija Rory, reinventa el cliché maternal a un nuevo nivel.

(Y qué grande sería una novela con un personaje como ella).

El autor:

María José Navia (Santiago, 1982) | Lectora y cinéfila compulsiva; escritora en proceso de aprendizaje. Publicó su primera novela SANT (Incubarte Eds.) en 2010 y espera publicar su segunda novela, Lost and Found/ Objetos Perdidos, a fines de este año. Sus cuentos han aparecido en diversas antologías. Twitter: @mjnavia Blog: ticketdecambio

Dejanos tu comentario